EEUU reanuda viajes culturales a Cuba

image

Las compañías de viajes estadounidenses informaron que están recibiendo nuevamente permisos para llevar a estadounidenses en paseos culturales a Cuba después de que el gobierno de Estados Unidos aumentó los requerimientos debido a quejas de que las excursiones estaban eludiendo una prohibición sobre realizar viajes de turismo a la isla comunista.

 

Se han otorgado por lo menos 20 permisos un mes después de que las compañías de viajes estadounidenses reportaron demoras en el procesamiento de sus llamadas licencias persona a persona para el viaje legal en grupo a Cuba.

Los operadores de viajes dijeron que han mantenido la mayoría de sus itinerarios intactos, pero algunos han agregado otros programas y eliminado algunos después de que el senador cubano-estadounidense por Florida Marco Rubio consideró que los eran esencialmente máscaras para los viajes de turismo.

"Estamos agradecidos de haber recibido la licencia y poder operar nuestros programas de nuevo", dijo Tom Popper, director de Insight Cuba, uno de los grupos criticados por Rubio durante un discurso en el Senado en diciembre del año pasado.

El gobierno del presidente Barack Obama restituyó las licencias hace más de un año, con lo que permitió a organizaciones llevar a estadounidenses a la isla para actividades culturales que promuevan el contacto con cubanos comunes, independientemente del gobierno cubano.

Sin embargo, luego de conceder decenas de licencias que permitieron que miles de estadounidenses viajaran al país comunista, la Oficina de Control de Bienes Extranjeros del Departamento del Tesoro emitió nuevos requerimientos en mayo, forzando a muchas agencias de viajes a presentar de nuevo sus solicitudes y proveer montones de documentos detallados para justificar cada aspecto de los viajes.

Los requerimientos más estrictos se produjeron luego que Rubio pronunciase un discurso en el Senado en el que criticó a grupos que habían recibido licencias para incluir en sus itinerarios actividades como baile de salsa y una visita al Ministerio de Cultura de Cuba. Durante meses, obstaculizó la confirmación en el senado de una importante diplomática, la subsecretaria de Estado Roberta Jacobsen, hasta alcanzar un acuerdo con la Casa Blanca que llevó a las directrices más severas, admitió el portavoz de Rubio.

Aproximadamente 160 licencias de persona a persona han sido emitidas, de acuerdo con un funcionario del Departamento del Tesoro. Veinte de ellas fueron otorgadas o renovadas en el último mes y medio.

"Esperamos que el gobierno esté revisando cuidadosamente los itinerarios de esos grupos y haciendo cumplir los nuevos requerimientos para asegurarse que esos viajes no estén siendo usados para actividades turísticas, que siguen siendo ilegales, ni para reuniones con funcionarios del régimen de Castro, lo que es inmoral mientras el pueblo cubano sigue sufriendo abusos inimaginables", dijo la oficina de Rubio en una declaración.

Aunque los ciudadanos estadounidenses tienen prohibido viajar a Cuba por turismo, más de 2 millones de viajeros, mayormente de Canadá y Europa, visitan la isla anualmente.

Share

Be first to comment