SS Rotterdam, un hotel flotante para Rotterdam

image

Worldhotels ha añadido el primer hotel flotante a su cartera el emblemático trasatlántico SS Rotterdam, ubicado en Rotterdam, Holanda, el pasado 1 de octubre.

 

 

El buque fue inaugurado en 1958 en Rotterdam y era el buque insignia de la flota de Holland America Line. Cincuenta años después le fue concedido un puesto permanente en el céntrico barrio de Kantendercht, y tras su completa restauración acogió a los primeros huéspedes como hotel en febrero de 2010.

El buque cuenta con 254 habitaciones, con un diseño basado en los años 50, y tiene una capacidad de hasta cuatro personas albergando un escritorio de trabajo, televisión de pantalla plana, acceso a Internet y aire acondicionado.

 

imageimage

Los clientes disponen de un entre el restaurante Lido que está abierto durante todo el día y el Club Room, mientras que el Ocean Bar y The Terrace ofrecen espacios de reuniones sociales.

Además, ofrecen instalaciones de primera clase para eventos con catorce salas diferentes para banquetes y 16 salas de reuniones.

 

SS Rotterdam, uno de los grandes del mar

image

El SS Rotterdam fue botado en 1958 por la compañía  estatal “Holland America Line” y en su travesía inaugural a Nueva York (1959) viajo la Princesa Real. En su origen podía transportar a 1.466 pasajeros y una tripulación de 776 oficiales y tripulantes.

Con el declive de las rutas transatlánticas, en 1969, se sometió a una pequeña renovación para convertirse en un buque de cruceros. Una nueva remodelación en 1977 rebajó su capacidad a 1.144 pasajeros y fue uno de los buques más populares en cruceros por Alaska en el verano y en el Caribe, en invierno.

En 1997, Carnival (que había comprado Holland America Line) decidió encargar un nuevo Rotterdam para sustituirlo, vendiendolo a una pequeña operadora de cruceros que lo mantuvo en funcionamiento bautizándolo como Rembrandt hasta el año 2000 cuando su propietario entro en quiebra.

Del 2000 al 2003, el SS Rotterdam estuvo anclado en las Bahamas a la espera de su futuro. Fue en ese año, cuando Rotterdam Drydock Company lo adquirió para convertirlo en un hotel flotante.

Be first to comment