Norwegian Cruise Line encarga la construcción de un nuevo barco por 700 millones

NCL

Norwegian Cruise Line ha anunciado que ha alcanzado un acuerdo con los astilleros Meyer Werft GmbH de Alemania para la construcción de un nuevo buque, que se entregará en octubre de 2015, así como la opción de un segundo barco que se entregaría en la primavera de 2017.

   El nuevo crucero, que tendrá una envergadura de 163.000 toneladas y una capacidad para albergar aproximadamente 4.200 pasajeros, será más grande que los barcos de la clase Breakaway, que se están construyendo actualmente en Meyer Werft.

   Bajo el nombre de proyecto de ‘Breakaway Plus’, este nuevo barco será el más grande de toda la flota de Norwegian Cruise Line.

   El valor del contrato para la construcción de este barco es de aproximadamente unos 700 millones de euros y Norwegian Cruise Linecuenta con compromisos para la financiación de créditos a la exportación de KfW IPEX-Bank GmbH de Alemania.

   "Esta nueva iniciativa continúa apoyando nuestro compromiso con la innovación en el mercado de cruceros e incorporará también avances técnicos y medioambientales"., explicó el presidente de la compañía y consejero delegado, Kevin Sheehan.

Meyer Werft, con sede en Papenburg, Alemania, se encuentra actualmente construyendo dos nuevos buques de la clase Breakaway con una envergadura de 146.600 toneladas y capacidad para 4.000 pasajeros: el Norwegian Breakaway y el Norwegian Getaway, con entregas previstas para finales de abril de 2013, y mediados de enero de 2014, respectivamente.

   Antes de la construcción de los barcos de la clase Breakaway, Meyer Werftconstruyó los cuatro buques de la clase Jewel: el Norwegian Gem, entregado en 2007, el Norwegian Pearl y el Norwegian Jade, entregados en 2006, y el Norwegian Jewel, entregado en 2005.

   El encargo de este nuevo barco, así como la opción para la construcción de un segundo, serán el décimo y undécimo que la compañía construirá conMeyer Werft. "Nuestras empresas tienen una larga historia juntas y valoramos el continuo compromiso de Norwegian Cruise Line con Meyer Werft", afirmó el socio director de los astilleros, Bernard Meyer.

TOBOGANES DE CAÍDA LIBRE.

   Las cubiertas superiores del barco estrenarán el primer parque acuático con cinco toboganes tubulares, incluyendo dos de caída libre, por primera vez en alta mar, y un complejo deportivo de tres cubiertas que incluye el circuito de arborismo más grande en alta mar, una pista de mini golf con 9 hoyos, una pista de baloncesto, y un muro de escalada.

   El barco también dispondrá de una amplia oferta de alojamiento incluyendo el complejo ‘The Haven by Norwegian’, compuesto por 42 suites en la parte superior del barco y 22 suites adicionales distribuidas por el resto del barco; así como estudios, diseñados para los pasajeros que viajan solos, camarotes exteriores; camarotes con balcón y mini suites, junto con camarotes spa con balcón, spa mini suites y spa suites próximas al spa.

Be first to comment