Londres te ofrece el Halloween más macabro con una exposición de ataúdes profanados

ataudes-londresEl hallazgo de 262 ataúdes en un cementerio olvidado del Royal London Hospital ha dado pie al Museo de Londres para desenterrar una historia del siglo XIX, cuyos ingredientes son la cirugía, el tráfico de cadáveres y la superstición.

La exposición “Doctores, disección y resucitadores” muestra parte de los restos encontrados en 2006 por un equipo de arqueólogos del museo, quienes hallaron en los huesos señales evidentes de disección, amputación, autopsia o uso para la enseñanza.

El cementerio excavado se utilizó entre 1825 y 1841, un periodo en el que el conocimiento de la anatomía humana y de la cirugía gozó de un rápido desarrollo en Londres, que era entonces la ciudad más poblada del mundo.

Pero la falta de anestésicos o antisépticos convertía la cirugía en una práctica macabra que requería rapidez y mucha experiencia, por lo que los cirujanos necesitaban experimentar con cuerpos sin vida.

La necesidad propició el tráfico de cadáveres, que llevaban a cabo los resucitadores, “hombres que conseguían cuerpos para venderlos a los cirujanos en el mercado negro”, explicó Julia Davidson, comisaria de la exposición.

“Al principio del siglo XIX, la gente tenía mucho miedo de estos hombres, puesto que se consideraba que ser diseccionado era un destino muy vergonzoso”, añadió.

Share

Be first to comment