Senderismo y aventura en Jordania

jordaniaEl país presenta un amplio abanico de actividades para los amantes de la adrenalina y la naturaleza

 Jordania no es sólo un destino, sino también un reto. El país hachemita se está convirtiendo, cada vez más, en uno de los países preferidos por los amantes de los deportes de aventura teniendo todavía mucha “roca” por explorar. No en vano, es uno de los escenarios más recordados de las aventuras de Indiana Jones.

Aunque el desafío a la montaña del desierto ya era parte de la cultura beduina, ha sido el turismo lo que más ha despertado esta nueva faceta del país que puede presumir de algunos de los mejores paisajes de Oriente Próximo, idóneo para cualquier actividad outdoor.

Escalada en el emblemático desierto Wadi Rum

El desierto de Wadi Rum es uno de los grandes retratos del país. Sus paredes de roca arenisca empiezan a ser unas de las más deseadas por los amantes de la escalada. En este sentido, con un grado de dificultad medio-alto, los aventureros de todo el mundo están llevando a cabo un gran impulso de la promoción del país como el destino perfecto para la práctica de este tipo de deportes.

Actualmente existen varias rutas diseñadas para disfrutar de las mejores escaladas en este enclave inolvidable. Prácticamente todas ellas giran en torno al Jebel Rum, la montaña más alta de Jordania alcanzando los casi 1.800 metros de altura, donde destacan las rutas tradicionales de los Beduinos.

La cara este del Jebel Rum tiene hoy sus rutas con distintos nombres asignados por los británicos y los ingleses, que tanto han promocionado esta actividad en la zona. Las más largas son: IBM, Towering Inferno, Revienta o Burrita, The Inshallah Factor, Raid mit dem Camel y The Read Sea.

Como en toda escalada, la mayor satisfacción llega en la cima y aquellos que culminan el Jebel Rum quedan deslumbrados con la espectacularidad de las vistas a todo Wadi Rum, declarado Reserva Natural Protegida.

jordania-02

 

Senderismo desde Wadi Rum hasta la frontera con Arabia Saudí

Para aquellos aficionados al senderismo, Jordania ofrece rutas inolvidables también con el desierto como escenario. Partiendo desde la montaña de Khasch, a media hora de la villa de Rum, se puede seguir la ruta enmarcada por Siq um Barid(también conocido como “El cañón frío”), uno de los valles más hermosos de esta zona de Jordania entre Wadi Nohgra y Wadi Saabit, donde la única compañía que encuentra el visitante son familias de camellos que amenizan la excursión.

Este valle no sólo es verde y muy fresco, pese a estar rodeado por el desierto, sino que también guarda un gran legado histórico-cultural con pinturas rupestres que recogen escenas de caza y atestiguan que este valle llegó a contar con mucha vida en el pasado.

Llegando a la montaña de Jebel Um Adaami, volveremos a descubrir más huellas de la cultura jordana con inscripciones en un alfabeto desconocido en sus paredes. Desde allí se inicia un recorrido hacia otra de las grandes elevaciones del corazón de Wadi Rum, la imponente montaña Hajj, que nos llevará hasta el impresionante Jebel Qatar, una de las grandes joyas naturales de Wadi Rum.

Tanto la escalada como el senderismo se convierten en dos excelentes formas de adentrarse en Jordania y tomar el pulso al desierto, uno de sus tesoros naturales. Además, los visitantes que opten por el turismo activo para conocer el país, no sólo podrán dar rienda suelta a la aventura sino que podrán sentirse como auténticos beduinos disfrutando de las noches en el desierto mientras realizan cualquiera de estas rutas.

Be first to comment