El derecho al olvido en Europa ha generado más de 250 mil peticiones para borrar enlaces

Google asegura que no hay una puerta trasera para espionaje de datos de sus usuarios

Hoy se cumple un año de la decisión judicial que permitió a los europeos reclamar la eliminación de links inadecuados o no pertinentes de los buscadores.

Hoy se cumple un año de la decisión de la Corte Europea de Justicia que determinó la creación del "derecho al olvido" en ese continente, una figura que permite que los ciudadanos pidan a los buscadores de internet la eliminación de links de sus listas de resultados.

El caso tiene su origen en la demanda del español Matías Costeja González, quien reclamó a la corte que Google no accedía a borrar de sus resultados unos sitios que lo vinculaban a una subasta de inmuebles por embargo en 1988.

La decisión del tribunal estableció que los usuarios podrán pedir a los servicios online la eliminación de los resultados bajo ciertas condiciones, en particular cuando "estos datos se consideren inadecuados, no pertinentes, o ya no pertinentes desde el punto de vista de los fines para los que fueron tratados y del tiempo transcurrido".

Según informó Google hoy a través de una actualización de su sitio de privacidad en Europa, durante el primer año de la medida (aunque para Google la aplicación parte del 29 de mayo de 2014, con el lanzamiento de su formulario para retiro de links) han procesado 254.271 peticiones, que solicitan la eliminación de 922.638 direcciones web.

De ese total, el 41,3% fue aceptada y terminó en la eliminación. En España, el país donde se origina el caso, se recibieron 23.438 peticiones sobre 76.202 sitios, con una aprobación en un 36,5% de los casos.

Los sitios más afectados con la eliminación de links de los resultados son Facebook (con 6.805 URLs eliminadas), ProfileEngine.com (6.059), Google Groups (4.000), YouTube (3.948) y Badoo (3.644).

En el mismo sitio, Google dio unos ejemplos de ciertos casos que aprobó y rechazó. Por ejemplo, un individuo en Bélgica que fue procesado por un "crimen serio" y que finalmente fue liberado en la apelación pidió que se borraran de Google links a un artículo sobre el incidente, lo que fue aceptado. Por el contrario, un sacerdote en Francia condenado por posesion de imágenes de abuso a menores pidió sacar vínculos a notas sobre el caso y su expulsión de la iglesia, lo que no fue aprobado.

Cabe destacar que Google no es la única empresa afectada por esta medida: Microsoft y Yahoo tienen sus propios servicios de búsqueda, aunque no han entregado datos sobre el impacto del "derecho al olvido". También es importante recalcar que la medida sólo elimina links de los resultados del buscador, pero las páginas siguen estando disponibles en la red.

Comments are closed.