Polémica por los "resultados racistas" que arroja Google Maps

casa-blanca

Un periodista reveló que al escribir "nigger king", el motor de búsqueda lo dirigía a la Casa Blanca. La compañía pidió disculpas

 

El martes tomó fuerza una polémica en Estados Unidos respecto a que algunas búsquedas de Google Maps tienen elementos racistas. Un periodista del Washington Post informó que al escribir "nigger" (‘negro’ en inglés, pero de modo despectivo) en el casillero de la dirección, el resultado se ubicó cerca la Casa Blanca en Washington. Otras variaciones, como "nigger king" y "nigger house", también llevan a la residencia del presidente Barack Obama.

Estos resultados fueron creados por personas que utilizan la tecnología Map Maker de Google y no por Google en sí. De todos modos, la compañía emitió una disculpa por este hecho.

"Algunos resultados inadecuados están apareciendo en Google Maps y les pedimos disculpas por cualquier ofensa que puedan haber causado. Nuestros equipos están trabajando para solucionar el problema rápidamente", declaró un vocero de Google al portal Business Insider. Y aclaró que este aspecto no es una característica oculta en el sistema.

Una serie de actos vandálicos cometidos por personas que utilizan la tecnología de Google Map Maker llevó a la empresa a suspender la discusión abierta que se había previsto en mayo para sugerir modificaciones a Maps.

Si bien Google no quiso hacer comentarios sobre cómo se indexan las búsquedas en Maps, el periodista experto en tecnología Hank van Ess proporcionó una posible explicación. "Escriba el nombre de una persona viva y Google Maps tratará de hacerlo coincidir con sus bases de datos vinculadas a información de la Cámara de Comercio u otra fuente similar. Esta práctica sólo funciona si la persona está registrada como parte de una empresa, organización, universidad o fundación", describió Van Ess.

"Si alguien no está en esa base de datos, los resultados se encuentran de todas formas. La razón: Google Maps trata de encontrar un nombre similar al solicitado. Así que siempre hay que tratar de comprender la lógica de la respuesta", advirtió el especialista, quien agregó que esto también funciona con cuentas de Twitter y direcciones de correo electrónico.

En otras palabras, cuando se hace una búsqueda en el mapa de Google, el motor de búsqueda de la empresa intenta localizar un resultado exacto (por ejemplo, al escribir una dirección). Sin embargo, cuando la palabra o frase no es encontrada, Google Maps toma información geolocalizable a partir de las búsquedas realizadas en Google, dando por hecho que esa palabra o frase es otra manera de referirse a cierto lugar.

Comments are closed.