CACAO, VINO Y TEQUILA, LAS RUTAS DE UN MÉXICO QUE SABE BIEN

queretaro

Te proponemos visitar México a través  de los productos que son su seña de identida.

Desde el origen de los tiempos, el cacao, el vino y el tequila han formado parte de la cultura mexicana. Ahora su cultivo y producción se han convertido en atractivos turísticos para aquellos que buscan el México más puro y natural. Te propone tres rutas diferentes: Tabasco, Quétaro y Jalisco. Tres lugares para marcar en un itinerario gourmet y descubrir un México ácido, dulce y picante, mientras conoces de primera mano los secretos que esconden la historia y la tradición de estos tres ingredientes tan apreciados y cotizados en la gastronomía.

Ruta del cacao en Tabasco: El 80 por ciento de selva tropical de México se encuentra en Tabasco. Esta región virgen, parecida a la del Amazonas, es un paraíso para la vida silvestre y  aquí se cultiva uno de los productos más importantes del país desde la Antigüedad: el cacao, cuyo nombre científico, theobroma cacao, significa “cacaoalimento de los dioses”. ¿Te gustaría conocer cómo se cultiva y probar un auténtico chocolate artesanal? En las fincas de cacao tabasqueñas puedes mimar tus sentidos. Cierra los ojos y piensa en la selva, donde el aire se encuentra impregnado con un rico aroma a chocolate. Las haciendas de Tabasco datan de la época colonial y alojan estas granjas cacaoteras, que reciben a los visitantes con los brazos abiertos. En ellas es posible ver, oler y probar el cacao en sus distintas etapas de producción. Una de las más famosas es la finca Hacienda de La Luz, ubicada en la ciudad de La Chontalpa, donde se cultiva el grano del cacao y se preparan golosinas de chocolate de manera artesanal. Con unas 50 hectáreas de extensión, se erige en pleno centro de esta población. Cuenta en su entrada con un bello jardín donde crece una enorme variedad de plantas tropicales y de árboles frutales.

Ruta del vino en Quétaro: Sorpréndete al descubrir viñedos a través del semi desierto del Estado de Querétaro y aunque parezca imposible que ahí pueda desarrollarse la vid por las condiciones del terreno, te asombrarás al corroborar que esto es posible al visitar los municipios de El Marqués, Tequisquiapan, Ezequiel Montes y Colón. La mejor forma de conocer  las bodegas que se encuentran en esta zona es en automóvil, de esta manera podrás ir a tu paso y armar tu ruta de acuerdo a los días que hayas dispuesto para gozar de este recorrido enológico en el centro del país.vino Entre Tequisquiapan y Santiago de Querétaro, en pleno Bajío queretano, se asientan varios ranchos donde se fabrican de manera artesanal deliciosos quesos mexicanos y europeos. Estos ranchos se han agrupado en una “Ruta del Queso”, que puedes recorrer para conocer su proceso de elaboración así como degustar sus distintas variedades. El rancho de Quesos Vai ofrece un tour que permite conocer el proceso de transformación de la leche en queso. También puedes adentrarte en sus establos y su cava. En el Rancho La Serpentina se fabrican quesos de cabra franceses. Te recomendamos cargar con una mochila grande, pues seguramente querrás comprar muchos quesos y mantenerlos frescos.

Ruta del tequila en Jalisco : Para una escena verdaderamente mexicana, bastaría llegar hasta Tequila, Jalisco, y descubrir en sus campos a los agricultores con los agaves. Pero es apenas una parte de este recorrido por la ruta del tequila, pues habría que llegar también hasta las costas del Pacífico, desde el clásico puerto de Manzanillo hasta los pequeños poblados de pescadores en Nayarit. Una ruta que se acompaña con paisajes volcánicos, buena música, deliciosa gastronomía y, como debe ser, un buen tequila. Pero si hay un paseo imperdible en Jalisco, ese es, sin duda, Tequila, una región que ostenta la denominación de origen de la codiciada bebida con el mismo nombre.tequila Gracias a la popularidad de la bebida, cada día son más las haciendas que abren sus puertas a los visitantes para descubrir los secretos detrás de la fabricación de este destilado. Tequila es un encantador Pueblo Mágico donde se encuentran un gran número de fábricas tequileras. Aquí se puede observar todo el proceso de elaboración y degustar una cata de destilados. Y ya sea un paseo a caballo por los campos cultivados de agave para apreciar las tierras tequileras de Jalisco, o un recorrido por la Plaza de Armas de Tequila para admirar su quiosco de estilo francés y los aires pintorescos de sus jardines, es un destino ideal por el mundo rural de esta zona.

Comments are closed.