LAS BUENAS MADRES VIAJAN SIN HIJOS

mamaUna verdadera entrega maternal requiere de pequeños descansos child-free para no vivir al borde de un ataque de nervios

De la oficina a la compra y, de ahí, al colegio a recoger a los niños. Del colegio a casa y, allí, los deberes, los baños, los juegos… ¿Hay tiempo para todo? Sí, pero, ¿a costa de qué? La conciliación entre vida personal, trabajo y familia es cada vez más complicada y ello provoca un elevado nivel de estrés entre las madres. Barceló Hamilton Menorca, el hotspot menorquín especializado en la creación de los mejores planes de toda la isla, propone una escapada “maternal” donde la principal característica es clara: se viaja sin hijos. Y es que las buenas madres celebran sus vacaciones sin los pequeños, precisamente, para poder dedicarse enteramente a ellos a la vuelta.

Una escapada en cuatro sesiones

SRC – Sesiones de relajación corporal: no hay mejor manera de poner el cuerpo a punto que sometiéndose a una envoltura de algas con función desintoxicante, realizarse un tratamiento facial relajante, o decir adiós a la tensión muscular con un masaje realizado con pelotas de golf. El hotel dispone en su zona U-Wellness de una serie de tratamientos de última generación que harán las delicias de cualquier madre al borde de la crisis nerviosa.mao

SRB – Sesiones de renovación beauty: aunque los tratamientos comentados previamente son un perfecto punto de partida, todo mejora si existe la posibilidad de volver de esta escapada sin niños con el rostro rejuvenecido. Para unos resultados con efecto ‘young’ perfectos, el hotel propone una mascarilla facial de colágeno marino. Este plan 100% beauty se completa con una manicura en una azotea mientras se divisa el mar en compañía un cóctel.

SRM – Sesiones de relajación mental: no hay mayor paz para la mente que el hecho de enfrentarse a una vista de película como es la del Blue Sky Bar del hotel Barceló Hamilton Menorca. Su panorámica de 360º sobre la bahía de Mahón regala una serie de imágenes que se quedarán sobre la retina de manera permanente.

SGT – Sesión de gourmet-terapia: y es que no hay mejor sensación que la que transmite la buena gastronomía. El hotel ofrece en sus restaurantes una selección de platos que combinan los ingredientes del mar y los sabores de tradición menorquina con técnicas de laboratorio, a través de alimentos que se ‘osmotizan’ para hacer de estas propuestas algo inolvidable al paladar. ¿Puede existir algo mejor que el turismo gastronómico?

 

Comments are closed.