CINQUE TERRE, UN LUGAR ÚNICO

Cinque Terre ¿Vas a viajar a Italia? Te proponemos conocer Cinque Terre, un destino fascinante y único que deberías conocer. Estos cinco pueblos emplazados en la región de Liguria –encajonados entre los acantilados y el Mediterráneo– son uno de los mayores atractivos del país trasalpino.Riomaggiore, Manarola, Vernazza, Corniglia y Monterrosso son cinco pueblecitos de ensueño que componen las Cinque Terre. Un lugar que forma parte del Patrimonio de la Humanidad gracias a su ubicación y arquitectura, un paraje en el que las casas emergen del mar y, una sobre otra, se alzan hasta lo alto de la colina dejando tras de sí un rastro en forma de pueblo multicolor de fantasía.

Su particular orografía provoca que el único medio de transporte terrestre para llegar hasta las Cinque Terre sea el tren. Una particular línea férrea que, túnel tras túnel, se sumerge bajo la roca conectando cada una de estas localidades marítimas inconcebibles. El lugar más cercano al que se puede acceder en coche es la ciudad portuaria de La Spezia, un lugar sin ningún atractivo.

SENDERISMO EN UN LUGAR DE ENSUEÑO

También merece la pena ir de un pueblo a otro a pie. Entre vides y limoneros, estrechos y sinuosos senderos bordean los acantilados para conectar las localidades entre sí, aunque ‘el sendero del amor’, que une Riomaggiore con Manarola, ha permanecido cerrado unos años debido a desprendimientos de tierra. Te  recomendamos ir caminando desde Vernazza hasta Monterroso. Son alrededor de dos horas de paseo, pero el paisaje hace que el tiempo pase volando. Además, a mitad de camino, pero ya cerca de Monterroso, un simpático lugareño tiene montado un puesto de limonada artesanal que te refrescará después de la caminata. Vernazza,-Liguria-(Italy)

Dos días son más que suficientes para visitar las Cinque Terre. El alojamiento es caro, pero pagar unanoche de hotel por alojarse en este paraíso terrenal merece la pena. Desayunar en la plaza de Vernazza frente al mar, escuchando el batir de las olas y con unas vistas de cuento, no tiene precio.
Gastronómicamente, no podrás irte de la región de Liguria, cuya capital es Génova, sin probar el ‘pesto a la genovese’ acompañado por uno de los vinos blancos característicos de la región. Al ser una zona de mar, los pescados del lugar también suponen una buena opción.

 

Comments are closed.