DESCUBRE LOS CASTILLOS MÁS IMPRESIONANTES DE EUROPA

Chambord Chateu

Historia y arquitectura se funden en una selección de escapadas que incluye las 10 fortalezas más hermosas de Europa.

Inspiración para artistas, arquitectos y soñadores. Edificados como residencias reales, símbolo de poderío o elemento defensivo. Europa cuenta con algunos de los más hermosos castillos del mundo, que enamorarán a cualquier viajero apasionado por la historia y la arquitectura, pero también a los románticos que busquen un destino de cuento de hadas. Para hacer sus sueños realidad, Civitatis ha confeccionado una selección con las 10 fortalezas más impresionantes de Europa, diseminadas en países como República Checa, Alemania, Reino Unido, España, Francia, Eslovaquia, Bélgica y Hungría.

El Castillo de Praga es el más grande del mundo y el más importante de los monumentos de la República Checa. Alejado de la idea de castillo medieval con aspecto fortificado, está compuesto por un conjunto de hermosos palacios y edificios conectados por pequeñas y pintorescas callejuelas. Desde su fundación, fue la residencia de los Reyes de Bohemia y en la actualidad alberga el despacho del presidente de la República Checa.

El Castillo de Neuschwanstein (Baviera, Alemania) es conocido a nivel mundial como símbolo de la arquitectura romántica idealizada, pues fue construido bajo el encargo de Luis II de Baviera, el ‘Rey loco’, en 1866, una época en la que castillos y fortalezas ya no eran necesarios. Es una maravillosa construcción de ensueño rodeada por un hermoso paisaje que inspiró al mismísimo Walt Disney para la creación del castillo de la Bella Durmiente.

El Alcázar de Segovia es el castillo más espectacular de España y uno de los más distintivos del mundo por su perfil, que asemeja la proa de un barco sobre la confluencia entre los ríos Eresma y Clamores. Sede de la corte de la realeza castellana y leonesa durante décadas, desde el punto más alto de la torre de Juan II regala impresionantes vistas de la ciudad de Segovia.

El Castillo de Windsor (Berkshire, Reino Unido) es conocido por su estrecha relación con la Familia Real Británica. De hecho, desde tiempos de Enrique I de Inglaterra (siglo XII) numerosos monarcas británicos han residido en él, lo que lo convierte en el palacio europeo habitado con mayor antigüedad. Dotado de una arquitectura notable y enormes jardines, alberga los restos de personajes como Enrique VIII, enterrados en la capilla de San Jorge.

Por su parte, el Castillo de Edimburgo es una gran fortificación ubicada en el centro de la capital escocesa, en la cima rocosa de un volcán extinto, desde donde en tiempos de guerra se podían controlar tanto la ciudad como el puerto. Esta impresionante fortaleza ha sido residencia real, prisión, guarnición del ejército y centro de numerosas guerras. En la actualidad, es el lugar histórico más visitado de toda Escocia.

El Castillo de Chambord es el más grande de la región del Valle del Loira (Francia) y uno de los más famosos del mundo gracias a su arquitectura renacentista. La construcción comenzó en 1519 por orden de Francisco I, quien quería establecer allí una residencia de caza. En 1981 fue catalogado por la UNESCO como Patrimonio de la Humanidad.

El Castillo de Bratislava se sitúa en el centro histórico de la capital de Eslovaquia. Sus cuatro torres representan el símbolo más conocido de la ciudad. Durante dos siglos fue la sede de los reyes húngaros. Actualmente alberga el Museo Nacional Eslovaco y es uno de los lugares predilectos para presenciar la puesta de sol y disfrutar las mejores vistas de Bratislava.

Het Steen, el Castillo de Piedra, es una de las construcciones más antiguas de la ciudad de Amberes (Bélgica). Fue construido como una fortaleza para resguardar el acceso a la ciudad a través del río Escalda y fue utilizado como cárcel durante más de cinco siglos. Su silueta dibuja un hermoso perfil sobre el Escalda al caer la tarde.

El Castillo de Buda es uno de los edificios más emblemáticos de la ciudad de Budapest. Está ubicado en la colina donde se fundó Buda y actualmente alberga el Museo Historia de Budapest, la Biblioteca Nacional y la Galería Nacional. Recorrer esta zona, antigua sede real y zona residencial más elegante de la ciudad, permite descubrir la historia de la Perla del Danubio.

La ciudad de Gante, en la provincia de Flandes Oriental (Bélgica), acoge la última de las propuestas: el Castillo de los Condes. Es una de las fortalezas mejor conservadas de Europa, con un sistema de defensa casi intacto. Fue residencia de los Condes de Flandes, Casa de la Moneda, prisión y fábrica textil. Una de sus peculiaridades es la sala de torturas, en la que se puede apreciar una extensa colección de armas e instrumentos de tortura.

Comments are closed.